AYAHUASCA – LA PLANTA SAGRADA QUE DESPIERTA, ENSEÑA, SANA Y PURIFICA

 

En la cultura Shipibo, la liana de Ayahuasca se conoce con el nombre de ‘oni‘ o ‘nishi‘, y es considerada una de las plantas maestras más sagradas. Los antepasados ​​lejanos de los indígenas amazónicos tuvieron el privilegio de descubrir cómo aprovechar sus múltiples beneficios, tan llenos de misterios. La ingesta de la bebida preparada a partir de la Ayahuasca dentro del contexto de una ceremonia ritual, permite al chamán recibir las energías necesarias para entrar en trance, diagnosticar y sanar cualquier enfermedad del alma, al mismo tiempo que trata el cuerpo físico de su paciente. De esta manera, durante cinco mil años o más, los nativos de la selva amazónica han vivido vidas saludables en armonía con la naturaleza.

Ayahuasca es el nombre quechua derivado de dos palabras: «aya«, que significa “muerto” y «waskha«, que se traduce como “soga o liana”, así, la Ayahuasca es conocida como «la liana de los muertos» o «la liana del alma”. La palabra «oni» tiene un doble uso que se refiere tanto a la brebaje que se ingiere en la ceremonia, como a la propia liana, cuyo nombre en latín es banisteriopsis caapi.

El método tradicional de preparar la bebida de Ayahuasca practicada por los chamanes Shipibo, consiste en mezclar las hojas del arbusto conocido como chacruna (psychotrya viridis) con la liana de Ayahuasca pulverizada, y cocer esta mezcla durante muchas horas. La chacruna aporta su energía visionaria al brebaje debido a su contenido de Dimethyltryptamina (DMT), un compuesto psicoactivo de origen natural, que los seres humanos fabricamos en la glándula pineal. El DMT se descompone rápidamente por las enzimas del estómago en circunstancias normales, lo que hace que la ingestión oral sea completamente ineficaz. Sin embargo, la liana de Ayahuasca contiene inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) que retardan la descomposición del DMT. Los IMAO también son el componente activo de muchos medicamentos antidepresivos, lo que los hace totalmente incompatibles y potencialmente peligrosos, e incluso letales cuando se combinan con el uso de la Ayahuasca.

Es posible incluir aditivos adicionales en la preparación de la Ayahuasca con el fin de prolongar sus efectos, intensificar las visiones, aumentar los poderes espirituales de los ‘icaros’, (las canciones sagradas cantadas por los chamanes), proporcionar purga adicional, evitar posibles trastornos intestinales, etc. Indudablemente, todas estas combinaciones solo deben ser realizadas por un chamán altamente competente y experimentado. Desafortunadamente, hay una serie de irresponsables o falsos chamanes que usan aditivos de manera inadecuada e incluso con mala intención. Otros utilizan excesivamente aditivos visionarios con el fin de que las personas que asistan a sus ceremonias se lleven una experiencia memorable, sin tener en cuenta el objetivo principal que es la sanación, o incluso el hecho de que esa experiencia pueda convertirse en un nuevo trauma, ya que el paciente puede recibir visiones difíciles de integrar sin la conducción adecuada de la ceremonia. Por ello, recomendamos verificar siempre las referencias de cualquier centro, en la medida de lo posible, antes de reservar un retiro que implique ceremonias de Ayahuasca y, definitivamente, evitar toda sesión despojada del contexto sagrado de la medicina. Leer más...

 

La medicina de la Ayahuasca es un camino efectivo para realizar un viaje de consciencia en el que se pueda experimentar de forma directa el poder infinito de la energía universal, contactar con cualquier espíritu que habite en el inmenso universo de la selva amazónica o vislumbrar los misterios que se esconden más allá de nuestra percepción. La combinación ritual de la Ayahuasca con las hojas de la chacruna irradia una energía psicoactiva y extra-sensorial que permite a los participantes tomar conciencia de sus maravillosas cualidades y apreciar, desde una dimensión diferente, la belleza de la creación, las bendiciones de la naturaleza y la esencia misma de la bondad y el amor puro. Esto en sí ya es un infinito campo de sanación, ya que nos permite comprender qué hay detrás de cualquier evento traumático de nuestras vidas y observarlo desde un lugar donde sólo es posible el amor y el perdón como sentimientos.

Para los Shipibo, todas las plantas del bosque tienen su propia vida y tienen sentimientos, porque cada una de ellas tiene su propio espíritu. Son estos espíritus los que pueden verse claramente en los trances de Ayahuasca y entrar en contacto con ellos, de hecho, son ellos quiénes se acercan y buscan armonizar con la persona que los necesita. Los viajeros espirituales más audaces encontrarán la manera de entablar conversación con estos espíritus.

La Ayahuasca es venerada como la madre de todas las plantas, es la energía que puede acompañarnos en un viaje de autoconocimiento y ayudarnos a entrar en contacto con los espíritus de otras dimensiones y con los espíritus de las plantas, así como a recibir las fuerzas de las energías de la Madre Tierra, del Sol, de la Luna y de otros planetas. El chamán, gracias a su elevada vibración y su profundo conocimiento de estos espíritus y las fuerzas de la naturaleza, es quien traza el recorrido que debe transitar el paciente haciendo de nexo entre todos ellos. Además de curar tanto el cuerpo físico como el espiritual, el chamán puede expulsar a los malos espíritus que estén causando sufrimiento, ayudar al paciente a obtener la fuerza que necesita para tomar difíciles decisiones, deshacerse de malos hábitos o de patrones negativos. También puede enseñarle al aprendiz a moverse dentro de estos mundos, a realizar autocuraciones y sanar a otras personas, a viajar a voluntad fuera del cuerpo y, especialmente, a seguir aprendiendo las verdades divinas. 

 

¿Cuales son los beneficios de tomar la Ayahuasca?

Afecciones físicas – Se han hecho afirmaciones extraordinarias sobre la efectividad de la Ayahuasca en el tratamiento de todo tipo de enfermedades, desde el cáncer hasta la esclerosis. Desafortunadamente, desde los años 60, el DMT (componente natural del brebaje de la Ayahuasca) es legalmente considerado una droga en muchos países, como consecuencia se retiró el financiamiento de muchas investigaciones científicas. No obstante, en la última década, la Ayahuasca está despertado un interés cada vez más fuerte de la comunidad científica internacional al observar sus efectos positivos a medio y largo plazo en todo tipo de pacientes. Hoy en día, hay varios centros científicos por el mundo que se dedican a investigar sus formidables propiedades y beneficios.

Propósito de vida – Es importante acercarse a cada ceremonia con las preguntas a las que desea obtener respuesta y los problemas para los que necesita soluciones, planteados de antemano y habiendo meditado profundamente sobre ellos. ¿Cuál es mi propósito de vida? es probablemente la pregunta fundamental que uno debe hacerse. La Ayahuasca ha transformado radicalmente la vida de muchas personas para mejor, a menudo de forma inesperada.

Depresión – Diversos estudios científicos han demostrado de manera convincente que, una y otra vez, la Ayahuasca ha brindado curas increíblemente efectivas y duraderas a quienes padecen depresión crónica, y ha ayudado a las personas a salir del círculo vicioso de una mentalidad negativa que manifiesta una triste realidad.

Adicciones – La Ayahuasca es sumamente efectiva frente a los problemas relacionados con las drogas o el alcohol. En su libro “Venciendo la adicciones”, Deepak Chopra argumenta muy convincentemente que el comportamiento adictivo representa la búsqueda de experiencias trascendentales por un alma que ha sido separada de su núcleo espiritual, pero desde un lugar equivocado. La Ayahuasca reconecta al paciente con su núcleo interno y la experiencia de la verdadera alegría interior. Después de la experiencia con la Ayahuasca, ya no es necesario la búsqueda del placer efímero.

Positividad – Por muy saludable que sea una persona, prácticamente todo el mundo tiene cierto grado de toxicidad que eliminar. La experiencia individual varía, pero la mayoría de los pacientes sienten una tremenda sensación de positividad al final de la ceremonia. En cuantas más ceremonias uno participa, mayor es esa positividad y más agradable y duradera la experiencia.

Crecimiento espiritual – Es obviamente un gran tema abordado en cientos de libros. Debido a la naturaleza experiencial de la Ayahuasca, muchas personas encuentran que las cosas que han leído y quizás comprendido intelectualmente ahora se integran en un nivel emocional y amoroso.